Apelan la prisión preventiva de la acusada por el asesinato de Verónica Dessio

POLICIALES 29 de enero de 2021 Por Lucio Porté
Se trata de Ivana Mapis. Su abogado sostiene que no hay pruebas para mantener presa a la profesora de Educación Física. Resolverá la Cámara de Apelaciones.
dessio

El abogado Gastón Nicocia apeló la prisión preventiva que el juez Guillermo Atencio le había dictado a Ivana Mapis (43), acusada de ser la autora intelectual del crimen de la abogada Verónica Dessio (49), ocurrido el 23 de diciembre en su casa, ubicada en 5 y 637 de Villa Elvira. Aún no lo hizo la defensa oficial del presunto autor material, Jorge Antonio Alves (58).

“Con anterioridad al día 23 de diciembre de 2020, una persona de sexo femenino encomendó a un masculino que diera muerte a Dessio a cambio de una suma de dinero”, afirmó el magistrado en la orden de preventiva, a partir de la investigación y del requerimiento de la fiscal Ana Medina. Mapis era pareja
de Carolina Pérez, exesposa de la víctima.

En este marco, el juez sostuvo que en horas del día siguiente, “en cumplimiento del pacto previamente aludido, a sabiendas y aprovechando de que la víctima se encontraba en el interior de la vivienda y sin compañía alguna, Alves ingresó en la misma, ubicada en la calle 5 entre 636 y la 637 de esta ciudad; y, utilizando para ello un arma blanca, le infirió un corte en el cuello y le asestó varias puñaladas que le provocaron su muerte a raíz de un shock hipovolémico”.

Por su parte, el abogado de Mapis cuestionó la prisión preventiva al afirmar que “el contenido del convenio debe ser económico, ya que éste es el sentido que se esconde dentro del precio o promesa remuneratoria. También la limitación tiene sentido, porque con ello se limita el tipo y se evita que todo homicidio entre en esta agravante. Sin embargo, en la causa no se menciona cuál ha sido el precio ni la moneda, ni dónde se pagó, cuándo ni cómo, ni dónde está el dinero; absolutamente nada”.

Además, -a criterio de Nicocia- en la investigación “se descarta, sin fundamento alguno que el hecho hubiera podido ser por el simple deseo de matar (por parte de Alves)”, ya que en el propio expediente “se manifiesta la inexistente relación entre el autor material y la víctima; y también se descarta la circunstancia de que la muerte constituyera el único objetivo perseguido”. Según el letrado, la única declaración que vincula a la profesora de Educación Física con el crimen es la de “El Gringo”. “Todas las conclusiones que el testigo hace en su declaración han sido producto de su mente y capacidad de imaginación. No es testigo ni de un pacto, ni de un precio, ni de una remuneración ni de un pago”, aclaró Nicocia. Por ello, el profesional le pidió a la Cámara de Apelaciones que se revoque la prisión preventiva a su defendida y que sea excarcelada.

20190727_200341_0016

Te puede interesar