Vecinos de Arana reclaman por los incendios de Aeropuerto

LOCALES 09 de noviembre de 2022 Por Lucio Porté
A través de un comunicado dejan en evidencia una situación que se repite a diario y que, según observan "va a seguir ocurriendo".
IMG-20221102-WA0041

Somos vecinos/as de Arana-Villa Garibaldi en La Plata que experimentamos los incendios el último miércoles 2 noviembre a la tarde en el predio del aeropuerto. Tal como lo relató la prensa local y nacional, el fuego se propagó más fuertemente alrededor de las 17 horas. La alerta disparó muy rápidamente la presencia de varios móviles de bomberos, de la defensa civil, de la delegación municipal y Cruz roja. Alrededor de 60 hombres fueron movilizados. Cerca de 7 horas fueron necesarias para controlar las llamas, generando daño y susto en los vecinos/as aledaños quienes tuvieron que ayudar mediante sus bombas de agua o alguna logística improvisada.

Como vecinos/as de este barrio, nos sentimos en deber de aportar nuestras observaciones sobre este incidente. Nos parece importante hacerlo en la medida en que existe una superposición de actividades en la zona y un descuido que remite directamente al origen de este incendio. Tomamos la palabra no con el propósito demasiado fácil de culpabilizar abruptamente a otros, sino para evidenciar una situación de riesgo que va a seguir existiendo, además en el ámbito de una de las principales instituciones de seguridad pública: la fuerza de seguridad bonaerense.

A la tarde del miércoles 2 de noviembre, varios vecinos vieron un fuego empezar cerca de las 13 horas en un quemadero ubicado al interior del centro de entrenamiento policial. Este centro está ubicado a continuación de la planta transmisora del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires (cuyo acceso se encuentra en 7 y 629 dentro del predio del aeropuerto). No hubo actividad particular de entrenamiento este mismo día en el campo. Un grupo de sujetos se animó a prender este fuego, sin tener mayor cuidado sobre los fuertes vientos noreste que soplaban y sobre todo sin precaución para vigilarlo. Viendo ampliarse las
llamas, el mismo grupo intentó apagarlas con accesorios rudimentarios. El incendio se propagó en el predio hacia el este, acorde al viento dominante. Es a partir de las 17 horas que se da la alarma y que intervienen los primeros móviles de bomberos.

Cabe precisar que en otras ocasiones, este centro de entrenamiento policial solía tener comportamientos relativamente deregulados, fuera de horarios, durante los fines de semana o con armas de fuego no reglamentarias, generando un impacto acústico más allá de lo común. Los movimientos vehiculares que generaron las actividades de este campo habían generado una preocupación en el vecindario, al momento de inicio de sus actividades en 2019.

Estos diversos elementos nos llevan a pensar que el descuido de unos pocos (cosa que puede ocurrir en cualquier lugar), reforzado por una deregulación institucional manifiesta en este espacio, ha sido esta vez al origen de un incidente mayor. Queremos llamar la atención de la ciudadanía y de las autoridades sobre esta problemática. Este centro de entrenamiento está ubicado en un ámbito que requiere condiciones particulares de seguridad y de normas ambientales, que no vemos coincidir con las “reglas propias” que el establecimiento tiende a implementar. Exigimos que se cumplen las normativas vigentes y estamos movilizados colectivamente para elevar el reclamo.

Dejamos una copia de este comunicado a las autoridades del Municipio de La Plata y de la Gobernación de la provincia de Buenos Aires.

suscribite

Te puede interesar